viernes, 7 de marzo de 2008

Constestador Automático

Si alguna vez te miré fue porque tuviste SUERTE.
.
.
Duermes, y un hombre escribe versos frente a una computadora. Temblando, en la pantalla, abre la caja de Pandora. Y en un cuarto de hotel, busca encendida en el minibar el rumor de las olas una pareja que esta noche no dormirá.

No hay comentarios: